viernes, 12 de diciembre de 2014

Quesadillas de Tres Marías

Tres Marías se llama el pueblo, al pie de la carretera antigua y también de la autopista Méxíco-Cuernavaca. Si llegas por la autopista, desde la Cd. de México, antes de llegar al pueblo, una entrada de pinos enormes flanqueando la carretera te anuncian que estas a punto de llegar. 

Lo primero que ves es un mar de toldos de colores, algunos de flores, pero mucho colorido. Los puestos rebozan de gente que para para comerse sus quesadillas, que normalmente, como el nombre dice, son tortillas dobladas rellenas de queso, pero aquí en Tres Marías, las encuentras con mil opciones más de rellenos: champiñones, pollo, carne, flor de calabaza, chorizo, cuitlacoche… Con la tortilla recién hecha, se rellena y luego se pone otra vez en la plancha para que el queso se funda con tu sabor favorito y se impregne toda la tortilla de sabor. Luego le pones salsa o un poco de nata… y ¡a vivir!

Comer quesadillas en mitad de la carretera es un clásico, tanto por placer como si vas de paso. Es un tentempié fantástico para cualquier hora del día, y si te comes dos es una comida completa, cerveza bien fría si no vas conduciendo y si no, un agua de sabor. Las quesadollas son un clásico que no puede faltar en Cutzamala Mex Food. Muy pronto, ¡en nada estamos!

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Carnitas de Tierra Caliente


Que nombre tan sugerente, carnitas, me imagino un trozo de carne pequeñito al que se ha cocinado con mucho esmero. Aunque la verdad es que se puede hacer todo un cerdo en carnitas, de la cabeza hasta el rabo. Yo siempre he tenido dos cortes que me han vuelto loco, si la como en plato, con sus frijoles y su buena salsa, prefiero la costilla, carne pegada al hueso que se desprende con solo mirarla.

Si voy a comer tacos de carnitas prefiero la panceta, toda perfectamente caramelizada, con la carne cocinada durante horas a fuego lento, con ese gusto fresco de la naranja y el dulzor del ingrediente secreto, contrasta muy bien con el ajo que se intuye y con el laurel. 

Recetas hay miles y depende de la zona, a mi son las que me enseño mi padre a hacer y la verdad es que están de morirte, con tortilla de maíz o con tortilla de harina de trigo, bien calientes, y con una buena salsa, a ser posible de tomate verde. Y siempre, siempre su buena ración de cilantro, y un poco de cebolla.  Es increíble como una comida caliente y si quieres picante pueda ser fresca y perfumada con la ayuda del cilantro.

Y ya, porque me he acordado, cuando la matanza del cerdo para las carnitas, se guarda la sangre para cocinarla después, lo recuerdo porque es la receta que tengo pendiente de que mi familia me la pase y hacerla. De momento me quedo con los tacos de carnitas de tierra caliente.